Tratamientos

Endodoncia

Esta rama se encarga valorar el estado de los nervios,arteriolas y venas (pulpa dental) que recorren los dientes, y los posibles problemas que puedan tener. No es “matar el nervio”, es extraer la pulpa infectada. Dicho tratamiento tiene como objetivo desinfectar el conducto que contiene la pulpa, situado en la raíz, para luego rellenarlo con un material de obturación.

La pulpa infectada puede deberse a una caries profunda o a un golpe fuerte en el diente por un traumatismo severo. El objetivo de esta especialidad es salvar tu diente. Ten en cuenta que al acceder al nervio, además del diente perdido por caries o por el traumatismo, la pérdida de estructura dentaria es mayor, por lo que habitualmente estos dientes se rehabilitan con pernos y posteriormente coronas (también llamadas fundas)

¿Qué alternativas hay?

La única alternativa a la endodoncia es la extracción de la pieza y la posterior colocación de un implante o de un puente fijo para sustituir dicha pieza. Todos ellos tratamientos más caros y complejos.

¿Qué cuidados necesito?

Un diente endodonciado funciona en boca igual que el resto por lo que no deberá realizar un cuidado especial de la pieza tratada. Mantenga sus hábitos de higiene y cuidados como con el resto de sus dientes y acuda como mínimo una vez al año a revisión con su dentista.

¿Es dolorosa la Endodoncia?

El tratamiento se realiza bajo anestesia local por lo que no se siente dolor durante su realización. Posteriormente puede sentir una ligera molestia que remitirá a los pocos días y que se controla fácilmente con la toma de un analgésico antiinflamatorio que le recetará su especialista.

El procedimiento

Una intervención realmente sencilla y que no supone ninguna complicación para los profesionales bucodentales.

El resultado

Un diente completamente insensibilizado y que dejará de molestar y de provocar dolor